Historia real del Feng Shui
Historia real del feng shui

Historia real del Feng Shui

Cuando alguien mencione el feng shui, posiblemente visualizarás flautas de bambú y campanas de viento.

Pensarás en espejos o en las ranas de la suerte.

 

Algunas personas lo consideran superstición, otras, cuentos de chinos;

y con la cantidad de objetos que mejoran la suerte y baratijas de la fortuna que hay en el mercado, es muy probable que pienses en el feng shui como una charlatanería, en el mejor de los casos.

Y en una tontería, en el peor de los casos.

 

Por eso, me alegra poder compartir mi conocimiento e investigación sobre el feng shui clásico y, con suerte, poner este campo del estudio clásico en su perspectiva adecuada.

Y poder aclarar gran parte del misterio que rodea al feng shui.

Disipar mitos.

Separar el hecho de la superstición.

Y como no, mostrar cómo puedes aplicar el feng shui clásico con éxito con resultados prácticos en tu hogar.

 

Parte de lo que aquí cuento puede ser nuevo para algunos lectores, en especial si solo han estado expuestos a lo que yo llamo feng shui «nueva escuela».

 

 

Creo que para empezar, el mejor enfoque es mantener la mente abierta.

Si hay una situación que se me repite cada vez más, es que alguien me llame y me pregunte si ha «comprado las curas correctas» o «tiene los objetos adecuados» en su hogar u oficina.

 

Esto expone el problema del feng shui en el mundo actual.

Existe una falta de comprensión sobre lo que realmente es el feng shui clásico y lo que implica su práctica.

La comercialización, al tiempo que llevó el concepto del feng shui al siglo XXI y a las masas, también ha dejado convenientemente fuera gran parte de la información genuina.

Creo que «los secretos de los cielos», como se llamó al feng shui durante las dinastías Ming y Qing, deben ponerse a disposición de todos.

Así que debemos volver a lo básico y responder primero la pregunta crucial.

 

¿Qué es el feng shui?

 

La respuesta a esta pregunta depende hasta cierto punto de si estás hablando de feng shui nueva escuela o feng shui clásico.

La mayoría de los practicantes de feng shui hoy en día se dividen en dos categorías generales:

Los practicantes de la nueva escuela, y los practicantes clásicos.

 

El feng shui de la nueva escuela se inclina fuertemente hacia el simbolismo y la colocación de elementos culturales chinos o curas de buena suerte.

El feng shui de la nueva escuela lo abarca todo y, como resultado, muchas prácticas de la nueva escuela, como la limpieza del espacio, se han convertido aparentemente en parte de las prácticas del feng shui e incluso se las considera.

 

De hecho, no existe una base histórica, teórica, empírica o probatoria para el feng shui de la nueva escuela o los objetos simbólicos que se recomiendan con frecuencia como parte de esta práctica.

Las diferentes escuelas de feng shui, como San Yuan, San He, Xuan Kong, Estrellas Voladoras y Las 8 Mansiones tienen su origen en textos clásicos antiguos.

Los chinos clasificaron su estudio de la metafísica en cinco clases distintas, conocidas como las cinco artes chinas (Wu Shu).

El feng shui cae bajo el estandarte de la fisonomía, la ciencia de observar y comprender el entorno de vida y mediante la aplicación de fórmulas y cálculos al entorno de vida,

para evaluar los resultados potenciales y posibles para una persona que vive en una propiedad en particular.

 

El feng shui clásico comenzó su vida en su uso principalmente para cementerios.

Hoy en día, este campo de práctica se conoce como Yin feng shui.

Solo hacia el final de la dinastía Qing el término «feng shui» se volvió más común.

Como muchas de las ciencias metafísicas chinas, el feng shui clásico es un campo de estudio bien documentado y existen numerosos textos sobre sus teorías y técnicas.

La característica distintiva más obvia del feng shui clásico es que todas las escuelas se basan en cuatro aspectos principales: habitantes, tiempo, construcción y medio ambiente.

No tienen referencias a artículos o productos, sino que se centran únicamente en el uso de Dirección y Ubicación con referencia a los cuatro factores anteriores.

 

El objetivo del feng shui es aprovechar el qi en el medio ambiente para apoyarnos en nuestros esfuerzos.

Es una ciencia para evaluar la calidad de vida de una persona al observar su entorno de vida y buscar mejorar esa calidad de vida aprovechando las energías naturales, el qi, en ese entorno.

La aplicación del feng shui no tiene elementos o creencias religiosas, contrariamente a la idea errónea popular.

Nuevamente, este es el problema causado por el feng shui de la nueva escuela, que despliega como parte de su práctica muchos de los símbolos y deidades taoístas típicos, como el Buda Feliz o el Trío de Fuk Luk Sau.

 

 

También se debe al hecho de que a principios de la década de 1900, los practicantes del feng shui solían ser también practicantes religiosos o personas asociadas con el templo local.

No hay necesidad de tales elementos como parte de la práctica del feng shui.

Los números BaGua, He Tu, Lo Shu y los Cinco Elementos, todos los cuales forman la columna vertebral de la práctica del feng shui, no tienen implicaciones religiosas.

 

¿Cómo hacer que el feng shui clásico funcione para ti?

 

Cuando aplicas el feng shui clásico en tu hogar u oficina, busca aprovechar el qi que ya está presente en tu entorno y luego hacer cambios dentro de tu propiedad para garantizar que el qi te apoye en los objetivos de tu vida.

Mucha gente tiene la idea del feng shui como una varita mágica que de la noche a la mañana mejora sus vidas.

En realidad, el feng shui es una ciencia orientada a objetivos:

¿Qué quieres lograr en la vida?

¿Cuáles son tus aspiraciones para el próximo año?

¿Los próximos 10 años?

Etc.

 

Al responder estas preguntas, un consultor de feng shui está esencialmente buscando determinar si el lugar en el que vive o trabaja está «contigo o en tu contra».

 

Además de apoyar las aspiraciones del individuo en la vida, el feng shui también es extremadamente útil para la planificación estratégica de la vida de uno.

A través del feng shui, es posible evaluar los resultados que pueden culminar como resultado de vivir en una propiedad en particular.

Esto se debe a que el qi es de naturaleza cíclica y las influencias en tu entorno de vida se pueden calcular en función de fórmulas.

 

Al saber cuáles son las dificultades que se avecinan, los altibajos que son probables y luego comparar esta información con la derivada de la tabla de Bazi o Carta Natal de una persona, es realmente posible planificar el futuro.

Así, nos permite aprovechar esta ciencia clásica y aprovechar el qi en tu entorno de vida, para respaldar tus esfuerzos y decisiones.

 

El primer paso, probablemente, es abrir la mente al feng shui.

 

¡En ese momento, puedes comenzar el viaje de usar el feng shui para ayudarte a lograr tus objetivos!

 

Se trata de que tu casa te nutra, te dé lo mejor, te haga sentir bien.

Las mejores casas son aquellas en las que creamos espacios que nos reflejan. Y eso es lo mejor para nuestra salud mental, nuestra creatividad, nuestra composición.

Si necesitas ayuda para tus espacios, igual te interesan mis servicios:

https://forms.gle/rvRog14sGsCi4166A

Un abrazo,

Maddie B.

The following two tabs change content below.

Maddie B.

Creadora at Naturashuii
Soy Maddie , Asesora de Feng Shui Tradicional, Astrología China y Geobiología. Ayudo a madres y mujeres emprendedoras a activar la armonía y la prosperidad en su hogar, mejorando su vida personal, familiar y profesional armonizando su casa. Gracias por dedicarme estos minutos, me encantaría conocer qué preocupaciones tienes tú en tu casa. Y ayudarte de algún modo a crear un espacio y una vida más adecuada a lo que necesitas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del GDPR deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Ir arriba